Essaouira, Marruecos

A poco más de 2 horas de Marrakech se encuentra la ciudad de Essaouira, un pueblo que tiene una muralla conocida en Marruecos como única por su construcción sin planos.

La Medina fue declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en el 2001.

También se nombra por Mogadur, como ciudad portuaria en la costa Atlántica. Destaca por la arquitectura de las calles a los estilos portugués, francés y bereber.

Sus habitantes son muy abiertos en el trato con los turistas y hospitalarios. Conviven artesanos músicos y deportistas, además de los comerciantes, dado que en su historia el sultán Mohamed Ben Abdallah abrió el pueblo al exterior con el puerto.

Disfrutamos una deliciosa comida Primer plato con carpaccio de lotte con vinagre balsamica, un segundo plato de empanada de frutos secos de mar y ensalada verde y de pistre tarta royal de chocolate, frutas y helado de mango.

Camino hacia Essaouira, encontramos Cabras trepadas a los árboles, en un bosque de Argan, único en el mundo que gusta mucho a estos animales.

Este árbol da una fruta que se deja secar y tiene propiedades que se usan en cosmética, además de aceites para cocinar.

Fotos: Tomas Rodriguez, Annabelle Fernández, Carlos Snaimon